Tinte + Permanente de pestañas

La permanente de pestañas permite rizar la pestaña natural de forma que realzamos la mirada. La curvatura del rizo dependerá de la longitud de la pestaña y del efecto que deseemos conseguir.

 

El tratamiento habitual consiste en aplicar un pegamento de lifting y un bigudí y dejar actuar el tiempo necesario. Para que el rizo dure más, se recomienda repetir cada 45 días el tratamiento. Es un tratamiento sencillo y rápido, dura aproximadamente una hora y el efecto es inmediato. Al cabo de unos tres o cuatro meses las pestañas van volviendo a su estado natural.

 

El tinte de pestañas se aplica para aportar color y luminosidad al ojo, aumentando así la intensidad de la mirada. Es la solución perfecta para las personas que tienen las pestañas demasiado rubias o si tienen escasas  pestañas, ya que les dará mayor espesor.

 

Además, cada día cuando te levantes verás cómo tus ojos parecen estar maquillados. Incluso podrás dejar de usar el rímel a diario. El proceso es sencillo.